Los términos del factoring o factoraje… primordiales para un buen financiamiento de capital

Spread the love

El factoring o factoraje es una de las mejores formas de reunir capital para una empresa.

En esta transacción, el propietario del negocio vende la totalidad o parte de sus facturas o cuentas por cobrar a un tercero a un precio con descuento.

Tal tercero asume el riesgo de crédito del negocio y se conoce como “factor”. Financiamiento de cuentas por cobrar es otro de los nombres que recibe el factoraje o factoring.

El objetivo principal de las empresas al realizar una transacción de este tipo es recibir efectivo rápidamente en sus cuentas por cobrar.

Permite a las empresas fortalecer sus flujos de efectivo y hacer que el ciclo de pago sea más rápido para un manejo empresarial eficiente.

Sin embargo y como en todo contrato, es importante dejar bien estipulados los términos del mismo, veamos:

  1. a) Límite contractual

Según los requisitos de financiación de la empresa y la capacidad del factor para realizar el pago, se establece el límite del contrato. Cada factor establece su propio límite mínimo y máximo antes de celebrar un acuerdo de factoring con las empresas.

  1. b) Término de contrato

Cuando las empresas abordan factores (o agencias de factoring) para las finanzas del capital de trabajo, principalmente, el “término del contrato” juega un papel esencial.

Dependiendo del período, uno decide el término del contrato. Principalmente, hay dos tipos de contratos basados en el término:

  • Contratos a largo plazo: los contratos a largo plazo normalmente son por un período de 12 meses o más. En dichos contratos, el factor acepta comprar las cuentas por cobrar a un precio de oferta/descuento. El principal beneficio de dicho contrato es que no solo genera una relación beneficiosa entre el factor y la empresa, sino que también da como resultado tasas de factorización más bajas y otros costos asociados con el contrato.
  • Contratos a corto plazo: estos contratos a corto plazo son por un período más corto, digamos hasta 6 meses. Principalmente, dicho factoring es muy útil para pequeñas transacciones del negocio de forma continua. Aunque estos contratos son más flexibles en comparación con los contratos a largo plazo, terminan con un factoring alto
  1. c) Tarifa adelantada

Uno de los aspectos más importantes de estos acuerdos es la tasa de avance. La tasa de avance es el porcentaje fijo del monto de la reclamación que una empresa recibe del factor.

Aunque esta tasa normalmente oscila entre 85% y 90%, está sujeta a modificaciones dependiendo de las necesidades de financiación y el tipo de negocio.

  1. d) Tiempo límite de pago

La urgencia del requisito de fondos por parte de la compañía determina la fecha límite de pago. En su mayoría, la finalización de la transacción inicial se lleva a cabo dentro de 1 a 7 días y la financiación se lleva a cabo dentro de las 24 a 48 horas posteriores.

  1. e) Porcentaje de honorarios o comisión

El factor recibe un porcentaje fijo del monto del reclamo de la compañía por proporcionar servicios de factoraje. Esta cantidad se conoce como “tarifas de factoring” o “comisión de factoring”.

  1. f) Garantía

Para afirmar la integridad individual, las garantías, la validación de varias declaraciones y documentos, para realizar funciones de certificación, etc., se incluye una cláusula de garantía en el acuerdo. Salva a ambas partes del riesgo de fraude.

  1. g) Recurso / no recurso

La principal diferencia entre el recurso y el factoraje sin recurso es la asunción del riesgo de crédito. En general, la financiación sin recurso es más popular ya que proporciona protección contra la bancarrota legal, la insolvencia y la pérdida por falta de pago.

  1. h) Cualquier otro términos o condiciones

No hay términos y condiciones personalizados a medida para celebrar un acuerdo de factoring.

Dependiendo de la capacidad de pago y la capacidad de asumir riesgos del factor frente a la necesidad de fondos por parte de las compañías, cualquier cláusula adicional puede incluirse en un acuerdo mutuo.

Por lo tanto, el factoring es una de las formas más rápidas y flexibles para que las empresas acumulen sus flujos de efectivo.

Aunque esto depende totalmente de las necesidades únicas del negocio, hoy es uno de los métodos más populares para recaudar fondos.

Consigue más información en www.unifin.com.mx