Lo que necesitas saber sobre el colesterol

Spread the love

El colesterol desempeña un papel vital en tu salud, por lo que es importante entender los diferentes tipos de colesterol y cómo influir en tus niveles.

El colesterol bueno, la lipoproteína de alta densidad (HDL), recicla el colesterol y la grasa en el cuerpo.

Lo que llamamos colesterol malo, lipoproteína de baja densidad (LDL), es “malo” porque cualquier LDL sobrante se deposita en los vasos sanguíneos, lo que aumenta el riesgo de enfermedad vascular.

La HDL puede ayudar a prevenir esto al “reciclar” cantidades excesivas de mal colesterol.

El colesterol total puede ser engañoso, por lo que es importante conocer los niveles tanto del colesterol malo como del colesterol bueno.

Los niveles de LDL generalmente se deben mantener por debajo de 130 miligramos por decilitro (mg/dL) de sangre. Pero un nivel de 100 mg/dL se considera “óptimo”.

Los niveles de HDL deben estar por encima de los 40 mg/dL y los niveles por encima de 60 mg/dL son aún mejores.

Pero los niveles de colesterol son solo una parte de la imagen general.

Fumar cigarrillos, tener presión arterial alta o tener un historial familiar de enfermedad cardíaca temprana también puede aumentar los riesgos relacionados con el colesterol del paciente.

Estos factores en realidad reducen el número de colesterol LDL que significa que un paciente está en riesgo de enfermedad cardíaca.

Otros factores pueden aumentar el riesgo de niveles más bajos de LDL. Estos incluyen diabetes, obesidad y antecedentes familiares de niveles de colesterol no saludables.

Instituciones como La Asociación Estadounidense del Corazón recomienda que todos los adultos de 20 años o más controlen su colesterol y otros factores de riesgo cardíaco tradicionales cada cuatro o seis años si eres una persona que se considera “fuera de los síntomas de riesgo”, de lo contrario sería conveniente un chequeo anual.

Para ello, los chequeos médicos son muy importantes para observar alguna irregularidad y para ello, los laboratorios de referencia son el mejor lugar para obtener resultados de calidad.

Gracias a un chequeo periódico es posible prevenir situaciones que pueden poner en riesgo tu salud.

Ejemplos hay muchos e incluso entre nuestros seres queridos o conocidos en donde gracias a un chequeo se han podido prevenir cuadros complejos e incluso vidas.

No hace mucho, en la Navidad pasada, un amigo fue hacerse su chequeo (estaba reacio en ir con el médico pero su esposa insistió).

Cuando llegaron los resultados y los vio el médico, inmediatamente lo canalizó debido a que sus niveles de colesterol estaba descontrolados.

Si bien se pasó una Navidad con una alimentación austera, es claro que pudo festejarla con su familia. De lo contrario, te estaría compartiendo una historia muy diferente.

En sí, qué fue lo que pasó…

Resulta que lamentablemente el colesterol alto a menudo no causa síntomas. Eso significa que la detección regular es la mejor manera de protegerse y es justo lo que sucedió con este amigo.

Así se mueven muchas de las enfermedades llamadas silenciosas por lo que visitar a tu médico de forma periódica y hacerte los análisis de “rutina” más lo que considere el médico de acuerdo a tu situación pueden detectar aquellas enfermedades silenciosas.

Para más información visita el portal de Grupo Diagnóstico Aries.