Las peores acciones que dañan al corazón

Spread the love

Nuestro cuerpo es el vehículo que nos transporta por la vida, pero debido a la forma acelerada en la que vivimos, dejamos de prestarle atención y de cuidarlo como se merece, hasta que llegan las consecuencias y es demasiado tarde para tratar de revertirlo. Hay acciones que realizamos día a día que parecen normales e inofensivas pero que en realidad están dañando nuestro cuerpo. Por eso hoy, después de haber ido al médico a realizarme un ecocardiograma, quiero hablarles de algunas de ellas que dañan específicamente a nuestro corazón y que podrían hacernos propensos a sufrir problemas cardiovasculares.

Si eres de los que les gusta desvelarse aunque se tengan que despertar temprano al día siguiente, déjame decirte que esto te hace más propenso a sufrir un ataque al corazón. Algunos especialistas indican que si una persona duerme siete horas diarias disminuye el riesgo de que su corazón sufra algún ataque, por lo que si sólo duermes cinco, cuatro, tres ¡o menos!, te recomendamos que lo pienses  bien y comiences a ponerte horarios para irte a dormir. Además esto disminuirá tu estrés, algo que también afecta a la válvula de nuestro cuerpo. Si vives estresado por tu trabajo, familia o cualquier otra razón, debes poner manos a la obra para bajarle dos rayitas o más a tu estrés, ya que está comprobado que es como una bomba de tiempo que puede hacerte explotar en cualquier momento, y cuando esto suceda, poco podrás hacer para remediar el problema.

Debido a los horarios laborales en nuestro país, así como el exceso de actividades que tenemos, nuestros horarios de comida suelen estar desacomodados, y esto lo reciente nuestro cuerpo. Además, muchas personas suelen comer en la calle, en la cual sólo encuentran alimentos con exceso de grasa, la cual se va al cuerpo y provoca sobrepeso, el cual está relacionado con los padecimientos cardiovasculares; además de que tapa las arterias y como bien sabrás, por ahí es por donde circula la sangre que bombea el corazón, por lo que si se obstruyen, el corazón lo resentirá. Trata de llevar una dieta balanceada donde disminuyas el consumo de carnes rojas, grasas saturadas como lácteos, y consumas más frutas, verduras, legumbres, pescado y nueces.

El siguiente punto posiblemente es el más difícil de seguir, pues muchos no tienen tiempo o las ganas de hacerlo. El ejercicio es vital para prevenir cualquier problema del corazón, por lo que te recomiendo que te actives, ya sea que te inscribas a algún gimnasio, salgas a correr a un parque cerca de tu casa o hagas alguna actividad dentro de tu hogar para mantenerte en forma y, sobre todo, cuidar tu salud para futuros ataques cardíacos. Un cuerpo sano es la mejor forma de evitar problemas de salud. Quítate la flojera o deja de poner pretextos, ya que si te organizas bien puedes hacer todo lo que te propongas, sólo es cuestión de actitud y de querer una mejor calidad de vida, para que puedas seguir disfrutando y tu familia pueda seguir disfrutándote. Piensa bien lo que estás haciendo y trata de mejorar, no dejes para mañana lo que puedes empezar a hacer hoy.

Para mayor información visita la página oficial de Laboratorios OLAB.