La jubilación de un auto que lo tenía todo

Spread the love

Hoy quiero hacer homenajes a un auto que por muchos años fue el mejor del segmento, estoy hablando del inigualable Tsuru, para muchos fue muy odiado por su diseño austero, sin innovaciones por muchos años, o más bien desde que empezó a comercializarse nunca cambio en nada, es por esto el enojo de la gente, pero es como lo dice el dicho, si no está descompuesto no lo arregles, este fue el factor principal por el cual nunca cambiaron, el faro Nissan Tsuru es una característica principal de este automóvil, obteniendo en sus inicios algo que en realidad era algo innovar, su motor aspirado potencializa el consumo de gasolina, la palanca de velocidad en realidad es muy noble, las refacciones muy baratas sobre todo que se pueden remplazar de un día para otro sin problema, la era de los 90´s era el carro ideal si es que tu presupuesto no era para comprarte algo de lujo, en esta época mucha gente no tenía los máximos recursos, es por eso que el día de hoy los seguimos viendo precisamente por el valor económico que tenía en ese momento, sobre todo porque son unos guerreros hasta la actualidad, siguen compitiendo con los autos de esa clase.

Mi historia con estos automóviles es muy emotiva, ya que mi padre su primer carro lo obtuvo cuando se casó con mi madre, yo recuerdo grandes aventuras cuando era pequeño en este carro, grandes viajes, sin problema te puedo decir que pudo haber recorrido toda la república mexicana sin ningún problema, son coches que fueron diseñados para recorrer cualquier tipo de terreno, aunque no lo creas estos vehículos podían recorrer cualquier terreno, podías meter hasta 8 personas obvio apretadas y el motor no resentía el peso, podías superar cualquier obstáculo.

En mi caso fue diferente, la variedad de autos que podía yo comprar en mi tiempo era basta, marcas, colores, precios, autos que hacían diferencia ante el viejo Tsuru, pero me mantuve en mi postura de quedarme con los recuerdos y buenos momentos que tuve en mi infancia, la verdad no me arrepiento ya que el consumo y refacciones son lo mejor, con el pasar de los años obtuve grandes beneficios, con el paso del tiempo mis esfuerzos en el trabajo fueron rindiendo frutos, tuve que cambiar de carro no por cuestiones mías, sino que a la agencia en la que estaba realizando mis labores me ofreció un carro, lo tome y tuve que vender el espectacular Tsuru que tenía  en mis manos, no tuve más que decir gracias, este es un pequeño homenaje a lo que representa para mi este bellos auto.

Si te gusto este artículos y tú también tienes bellos recuerdos no olvides comentar el la barra de comentarios, platícanos cuales son las mejores experiencias que has tenido con tus autos, nosotros que tener esta pasión por el mundo del automovilismo.