Enchiladas de pollo con chile verde

Spread the love

Estas son unas enchiladas de pollo sencillas preparadas con una salsa verde y en mi familia es uno de los platillos favoritos.

La salsa de chile verde es totalmente casera y el pollo desmenuzado puede ser cocido o bien, aprovechar algún remanente de pollo si comiste pollo frito el día anterior.

Aquí la magia la hacen las tortillas porque, en mi localidad puedo encontrar tortilla blanca, amarilla azul y tortilla con nopal, así que al tener estas variantes, puedo incluso hacer enchiladas de colores festivas. Si no es tu caso, no te preocupes, mientras tengas unas ricas tortillas es suficiente.

El toque lo hace el queso derretido y todo en su conjunto lo puedes realizar en en 30 minutos.

Sin embargo, tengo que admitir que este platillo sabe mejor después de que los sabores tienen más tiempo para mejorarse entre sí.

Al ser una de las recetas favoritas de la familia no habría quejas si estuvieran en nuestra mesa semanalmente.

Nunca hemos usado una receta, por lo que fue una tarea escribir los detalles.

Un tip que te comparto y que he confirmado a lo largo de hacer diversas recetas de enchiladas es observar el grosor de la tortilla y dependiendo de ello hago lo siguiente: si la tortilla a usar es delgada entonces las frío un poco (sin que se doren) para conseguir que se tornen más firmes.

Si tienen un buen grosor y resistencia solo las caliento previamente y cuando armo el platillo las sumerjo en la salsa caliente hasta que las tortillas esté flexibles.

¡Es un gran truco y no hay recipientes grasientos ni aceite salpicado en los mostradores con los que lidiar!

Ah, casi lo olvido, también enrollo algunas enchiladas que son todas de queso cuando porque también les encanta.

Ingredientes

  • Una pechuga de pollo cocida y desmenuzada
  • 10 tortillas de maíz
  • Salsa de tomate verde
  • 3 cebollas verdes en rodajas
  • 2 tazas de queso

Salsa verde

  • ½ k de tomate verde
  • Un diente de ajo
  • Un trozo de cebolla
  • Sal
  • Un chile serrano (dependiendo qué tan picosa la quieres)

Instrucciones

Prepararemos la salsa verde y esta es muy simple, en tu licuadora coloca los ingredientes con un poco de agua para moler todo. Una vez molido, viértelo en una cacerola con un poco de aceite y fríe la salsa, condimenta con sal y llevala a un tono verde mate (unos 5min)

Precalentar el horno a 350 grados.

Pon ½ taza de salsa de tomatillo salsa verde en el fondo de una cacerola para horno.

Establecer una línea de montaje donde tendrás el pollo, queso y cebolla verde.

Sumerge cada tortilla de a una por vez en la salsa hasta que comience a ablandarse (no la quieres demasiado blanda o la tortilla se desmoronará y quedará blanda).

Colocar en un plato y llevar al conjunto de ingredientes. Agrega pollo, queso y cebolla a cada enchilada y enrolla. Colocar en la cacerola preparada.

Vierta la salsa restante sobre las enchiladas enrolladas y cubre con 1 taza de queso.

Hornea por 25 minutos o hasta que el queso se derrita y la salsa esté burbujeante.