Cosas que tienes que saber antes de una tomografía

Spread the love

Hay doctores que simplemente les dicen a los pacientes que se realicen una tomografía para conseguir un diagnóstico acertado, pero se olvidan de mencionar algunos detalles que de enterarse por otros medios, podrían provocar que el paciente ya no quiera exponerse a este tipo de estudios. Por eso hoy les voy a comentar algunos efectos secundarios que podrían padecer tras realizarse la CT o CAT, como también es conocida por ser las siglas de Tomografía Computarizada. Estos datos no son para asustarlos, simplemente es información para que conozcan lo que ocurre con su cuerpo.

Empecemos hablando por las complicaciones que podrían presentarse y los efectos secundarios tras la realización del estudio. Los médicos suelen utilizar tinte de contraste previo a realizarse la tomografía, por lo que es muy importante que el paciente le diga a los especialistas si tiene algún tipo de reacción alérgica a diversos medicamentos o alimentos, para así determinar si la sustancia que utilizarán podría ser dañina para el cuerpo. Algunos pacientes podrían presentar erupción, nauseas, respiración silbante, dificultad respiratoria o picazón o hinchazón en la cara que puede durar hasta una hora debido al tinte de contraste que se utiliza. Esto es normal, pero en caso de ser alérgico a algo los problemas podrían ser peores y complicar aún más la salud del paciente. Los síntomas suelen pasar por sí solos, en caso contrario, lo más recomendable es decirle a tu médico los cambios que estés padeciendo.

Uno de los problemas más graves que podría tener el paciente tras la aplicación del tinte de contraste es que haya problemas renales. Esto ocurre muy pocas ocasiones, incluso apenas son contadas, pues sólo pasa en personas que ya tienen afectaciones en los riñones. Por eso los médicos previamente deben solicitar un examen de sangre para verificar la función renal, así como indicarle al paciente la ingesta de líquidos o medicamentos que permitan un mejor funcionamiento de los riñones, para evitar cualquier tipo de complicación.

Ahora hablemos de algunos datos sobre las tomografías. Quizá hayas escuchado que una CT es un corte o una sección transversal, pero no se refiere a que se vaya a hacer uso del bisturí, simplemente se refiere a que cortan las imágenes para al final tener una mejor panorámica del área que se desea analizar. Es importante que sepas que la radiación que recibirás con una tomografía es mucho mayor que la radiografía, pero para que haya problemas graves como que te provoque cáncer, necesitas que te realicen 3 o más de éstas, pues los niveles no son muy altos, pero es importante que sepas que estarás expuesto a radiación. Las personas con sobrepeso o muy altas podrían tener problemas a la hora de ingresar al escáner. Además de decirle al médico si padeces de algún tipo de alergia es de vital importancia que le digas si podrías estar embarazada o amamantando, ya que la cantidad de radiación que podría recibir el bebé será sumamente perjudicial. Y por último, las tomografías pueden tener un costo de más de 10 veces que el de una radiografía, por lo que tendrá que consultar si es forzoso la CT o podría servir una radiografía, pero recuerda que no siempre es bueno ahorrar cuando se trata de tu salud o la de tu familia.

Para más información visita la página de OLAB