Cómo conseguir mejorar el rendimiento de tu trabajo en tu oficina

Spread the love

Hoy en día contamos con muchas comodidades tanto en casa como en la oficina y pudiera ser que el estar sentado frente a una computadora o pasar varias horas sentado fuera de lo más sencillo y fácil para trabajar.

En alguna forma sí lo es, pero a la larga, este estilo de trabajo está originando severos daños a la salud y al rendimiento.

La idea es buscar el equilibrar las comodidades sin dejar de movernos de forma natural para mantenernos enfocados en nuestro trabajo y con buena salud física y mental.

Veamos a continuación algunas pautas que ayudan con esta tarea diaria:

1) Siéntate en una buena silla de oficina

Esto puede parecer de sentido común, sin embargo, la mayoría de los individuos se sientan en una silla que no les queda bien, lo que puede conducir a dolores y molestias innecesarias.

Si comienzas a experimentar dolor de espalda u otros problemas de salud que se presentan al sentarse en una silla de oficina barata, te encontrarás concentrando más dolor conforme avanzas en tu trabajo.

Por suerte, esto se puede resolver fácilmente mediante la compra de una silla de oficina ergonómica.

Una buena silla de oficina ergonómica puede ser tan fácil como buscar un proveedor en línea quien te la puede enviar incluso cómodamente hasta la puerta de tu casa o negocio.

Lo mismo aplica para una silla plegable, esta debe ser cómoda en especial si te encuentras constantemente en reuniones y este tipo de sillas es lo más usual.

2) Tomar pequeños descansos

Tomar descansos durante el trabajo no solo es esencial, sino que también es alentado por los médicos.

Se recomienda levantarse de la estación de trabajo para estirarse y caminar al menos una vez cada hora para sentirse renovado y rejuvenecido.

Las rupturas también se pueden utilizar cuando se trabaja en un proyecto que consume mucho tiempo para darle un rápido descanso a tu mente y darse unos minutos para recargar las pilas.

Descubrirás que las rupturas ayudan enormemente a la capacidad de sumergirse en las tareas más mundanas.

3) Crea una estación de trabajo sin problemas

La última distracción que necesitas en el trabajo es precisamente tu área donde trabajas.

Con la cantidad de trabajo y papeleo que se nos arroja a diario, nuestros escritorios pueden estar abarrotados, lo que puede causar estragos al intentar buscar un documento en particular para una reunión o una llamada telefónica con un cliente.

Al mantener tu estación de trabajo organizada, eliminarás el estrés innecesario que puede surgir al trabajar en un entorno desordenado.

Si es necesario, compra los accesorios de oficina necesarios para organizar tu escritorio, como un brazo de monitor, gestión de cables, bandeja de teclado, archivador y/o bañeras de almacenamiento.

4) Desconectarte de tu vida personal

Tal vez la mayor distracción de todo lo que puede impedirnos seguir siendo productivos a lo largo de la jornada laboral es nuestra vida personal.

Con la tecnología disponible, es fácil mantener una comunicación constante con nuestros amigos y familiares a través de nuestros teléfonos celulares, correo electrónico, sitios de redes sociales y dispositivos como la tableta.

Cuando llegues al trabajo, haz un esfuerzo de conciencia para desconectarte de tu vida personal.

Apaga tu teléfono celular, mantente alejado de tus sitios de redes sociales y solo mantén tu correo electrónico de trabajo accesible.

Si te preocupa algo de casa, espera hasta el almuerzo para ponerte al día con cualquier cosa que pueda haber ocurrido durante tu ausencia.

5) Crea una lista de tareas pendientes

Es fácil olvidarte de lo que necesitas lograr durante tu día laboral, especialmente después de tener una noche relajada.

Para comenzar bien tus tareas, tómate unos minutos por la mañana para priorizar y revisar las tareas del día, repasa lo que lograste ayer y define el plan en consecuencia puede ayudarte a eliminar la sensación de estrés y caos.

Una vez que hayas completado una tarea, asegúrate de verificarla. Esto no solo te ayudará a recordar que se ha completado, sino que también proporciona un refuerzo positivo que te impulsará a trabajar más y mejor.