Bájenle al consumo de agua embotellada

Spread the love

México es uno de los países que más agua embotellada consumen en todo el mundo, debido a que en nuestro país no existe la cultura de beber agua de la llave, además de que no existe la confianza de que las tuberías nos proporcionen un líquido vital cien por ciento libre de bacterias. Por eso preferimos inclinarnos por la venta de agua purificada a domicilio o a la compra de botellas de aguas de 600 mililitros, un litro o litro y medio. Esto ha provocado que la contaminación de los océanos y de la tierra sea aún mayor, pues tampoco tenemos la cultura del reciclaje. Por eso debemos empezar a pensar en qué tan necesario es adquirir un producto embotellado, y de no ser importante podríamos prescindir de ella o cambiarla por otro método de transporte, como un termo.

¿Por qué contamina tanto las botellas? Comencemos porque el plástico es uno de los materiales que más años tarda en descomponerse hasta poderse integrar a la naturaleza. Es por eso que este tipo de material debe reciclarse, y aun así no siempre es efectivo, ya que el proceso es muy costoso y no todos los gobiernos deciden invertir fuertes cantidades para que se lleve a cabo bien, entonces al ahorrar, se provoca un daño. Además la gente no sabe cómo reciclar las botellas, por lo que prefiere sólo tirarlas en un bote de basura o en la calle, que es mucho peor. Quienes más apoyan el proceso de reciclaje son aquellas personas que, a pesar de que sólo ven como negocio la venta de botellas de plástico, directamente están disminuyendo la basura plática de las calles. Así que no importa la razón, lo relevante es apoyar el reciclaje.

Otro aspecto de la psicología del mexicano que propicia la acumulación de botellas de plástico en el país es que a la mayoría de las personas no les gusta el agua simple y prefieren consumir bebidas o refrescos con saborizante. Además de que desde pequeños nos enseñaron a tomar refresco de cola, de naranja, manzana, jugos, aguas de sabor, etc. Muy pocos son los que realmente han tomado agua desde que son pequeños, pero además de inculcar el hecho de tomar el vital líquido solo, hay que empezar a concientizar a los pequeños a no consumir botellas o a hacer lo posible por beber de la llave, exigir a los gobiernos que la calidad de las tuberías sea óptima.

Si por tu estilo de vida se te dificulta consumir menos agua embotellada, haz lo posible por lo menos de bajarle a la cantidad que consumes. Aplica algunas técnicas para empezar a contaminar menos. Por ejemplo, no compres botella para llevar al trabajo, si tienes garrafón para rellenar lleva tu vaso, taza o termo; en un restaurante no pidas una botella de agua, mejor un vaso, si te lo niegan podrías reclamarles ya que hay nuevas leyes donde los restaurantes deben proporcionar el líquido vital fuera de las botellas si el cliente así lo pide. Siempre hay una forma de poder ayudar al medio ambiente y dejar un mundo mejor para las futuras generaciones.