¿Qué hacer cuando quieres viajar pero no tienes idea de a dónde o cuándo salir?

Seguramente te ha pasado que tienes ganas de un largo viaje pero cuando te cuestionas a dónde ir, no tienes la menor idea o, son tantos los lugares que deseas conocer que no te decides por uno en particular.

Bueno, esto en sí puede ser mucho más sencillo de resolver de lo que te imaginas.

Puede ser tan sencillo como dejarlo a la oferta y la demanda.

Existen aplicaciones que trabajan con esto y te pueden brindar información sobre los lugares y / o fechas en donde se pueden conseguir boletos más económicos.

En diversos puntos del planeta existen épocas del año que resultan más barata para viajar a ese destino en específico.

Sí, lo entiendo, posiblemente seas semiflexible y necesites viajar en un mes en particular.

Bueno, también puedes manejar este punto… ya sea solo el destino o destinos en particular o bien, fechas.

Algunas otras ideas sobre cómo encontrar ese punto ideal para viajar:

  • Regístrate en los boletines de diferentes aerolíneas: esta una decisión inteligente porque te informarán sobre las ventas de vuelos de último momento, que suceden cuando la aerolínea necesita completar una ruta.
  • Algunas compañías de viajes combinados venden viajes de último minuto con grandes descuentos cuando sus clientes cancelan. Lo mismo es cierto para las habitaciones de hotel. Vale la pena llamar y preguntar si tienen alguna oferta. Regatea duro y, si realmente necesitan vender algo, será una ganga.

Si eres flexible en tu destino, entonces se te abren más opciones para conseguir un viaje realmente extraordinario.

Hace tiempo tenía muy metida la idea de ir a Miami… creo que surgió por varias películas que ví de este lugar y estaba tan clavada con la idea que no me abría a otra opción.

Lo malo de esta idea era que para ir a este lugar necesitaba de primera una visa y bueno, resulta que cuando busqué viajes me topé con una verdadera ganga a Cancún y la Riviera Maya y me dije… nunca he ido para allá ¿sería un buen momento para conocer esta maravilla natural y no necesito visa.

Así que bueno, aproveche el mensaje divino y compré la ganga.

Todo consistió me que era temporada baja y ese fue el mayor de los secretos y para mi fortuna tuve un viaje extraordinario con un clima envidiable (también coincidió con tiempo de huracanes, de ahí la ganga).

Mi secreto con toda esta experiencia fue en confiar de que mi viaje resultaría bien de todo a todo y así fue.

De hecho hasta conseguí promociones especiales en la renta de coches, por lo que me dí este pequeño lujo de manejar un lindo auto para conocer toda la Riviera… genial ¿no?

Entonces, ahí lo tienes. No hay razón para que tus sueños de viaje permanezcan en tu cabeza este año.

Haz que este año esa idea de viaje se convierta en realidad. Porque, a diferencia de esa dieta de castigo o rutina de ejercicio imposible, tus objetivos de viaje de Año Nuevo son objetivos que valen la pena cumplir.