Cuatro errores a evitar al seleccionar una báscula de conteo

Si lo que necesitas es, por ejemplo, contar pequeños componentes electrónicos, entonces te caerá bien el contar con una báscula que además de pesar cuenta la mercancía.

Solo que no basta con solo buscar cualquier tipo de báscula que solo cuente y con eso se resolverá tu problema.

Existen, adicionalmente, algunos fundamentos claves que son esenciales para conseguir una buena báscula.

A continuación vamos a esbozar algunos de los errores que se pueden cometer y que se podrían evitar fácilmente con un poco de conocimiento del tema.

1) Selección de la capacidad y resolución correctas

Existe una correlación directa entre la capacidad máxima del contador de piezas y su resolución, es decir, cuanto mayor sea la capacidad, menor o peor será la precisión de la báscula hacia objetos más ligeros.

Por lo tanto, es imprescindible entender cómo manejará la báscula las piezas de peso mínimo, aquí es importante buscar aquella que trabaje adecuadamente las escalas que maneja en su empresa y no adquirir una de uso genérico.

Por ejemplo, si el peso de las pieza es de 2g y necesitas contar 1000 de ellas, una báscula de conteo de 6kg bastará.

2) Entender cómo puedes eficientar tu trabajo

Cada negocio está buscando reducir los costos y esto por lo general implica la reducción de todos los tipos de residuos, de los cuales el tiempo, por supuesto, es uno de ellos.

Si, por ejemplo, es continuo el contar 30 piezas de forma regular y son piezas uniformes, entonces invertir en una báscula que se ajuste a esta necesidad te ahorrará el trabajo tedioso de volver a muestrear constantemente antes de contar.

Existen básculas en donde es posible establecer con un simple botón el unificar y preconfigurar los pesos  y otros parámetros importantes en la memoria de trabajo de la báscula, como SKU y la descripción del producto.

Esto es perfecto para actualizar una base de datos en tiempo real o imprimir una etiqueta de recepción.

3) Contar con las ventajas de un muestreo negativo

 Cuando las piezas que se cuentan son pequeñas es una buena idea utilizar una báscula que cuente con el software con peso negativo en su muestreo.

Esto te permite colocar un recipiente a granel y una vez que el botón de muestreo ha sido presionado, será posible retirar 10 o 20 partes de ella, ya que la muestra y la escala calculará cuánto ha sido eliminado del peso bruto para calcular el peso de la pieza.

Este proceso simplemente significa que se manejarán menos piezas y hay mucho menos riesgo de derrames y daños, mientras que es también significativamente más rápido.

4) Conectar una plataforma masiva al contador de piezas

Algunas, pero no todas las básculas de conteo de piezas tienen una entrada secundaria que permite conectar una plataforma de pesaje de una capacidad mucho mayor a ella.

El contar con esto, te permite tomar muestras con precisión en la terminal de conteo de piezas y con ello el poder realizar un conteo masivo en algunos casos de hasta 3000 kg de piezas en un alambique en una plataforma.

Esta es una aplicación típica en las empresas de ingeniería donde, por ejemplo, las piezas de automóviles se pueden contar a granel antes de ser enviada la mercancía a otro negocio para su posterior procesamiento.

Pues bien, acércate a un distribuidor conocedor del tema para que te asesore en tu compra.